martes, 23 de enero de 2018

Tratar mal a los demás


Pero… ¡¡que nadie se le ocurra tratarlos mal a ellos!!

Desde hace ya mucho tiempo, a Papá Vader le vienen patinando una serie de personajes que se dedican a tratar mal a todo el que está cerca.
Primero se acercan como aduladores y gente simpática, para acabar enseñando la cara oscura de la luna; el mal educado, el ofensivo, el tirano.

Este tipo de gente se dedican a atraparnos en sus redes para después manipularnos sentimentalmente, por medio de la culpabilidad (principalmente).

Pero vayamos por partes.

Estos mediocres del quehacer, se les identifica principalmente porque alardean que hacen esto y aquello, siempre mejor que otros, pero nunca demuestran nada de lo que dicen saber hacer, y cuando se ven obligados a hacerlo, es tan lastimero su quehacer, que enseguida se apresuran a insinuar que lo han hecho sin ganas, a modo de leve muestra y que están esperando un mejor momento para poder enseñar lo que saben hacer, “aunque sea al 50%”.

Pero esto último, nunca llega.

Y no llega ya que ponen escusas tan peculiares como “no merece la pena hacerlo”, “hay poca gente para poder ensañarlo”, “no estoy para perder tiempo”, “justo ese día me ha salido un compromiso”, e incluso he escuchado la escusa “mi pareja no me deja”.

Esos individuos se acercan a sus víctimas, ya que se sienten inferiores a ellos, bien porque saben que nunca podrán hacer lo que estos hacen, bien por la más insana de las envidias, para poder anularles su personalidad y, de esta manera, sentirse ganadores y superiores a estos.

Cuando ya tienen a su victima convencida de que el “agresor sentimental” es su amigo de verdad, consiguen convencerlos en algunos casos a que abandonen al resto de amigos; y es en ese momento cuando empieza la perfidia.

Suele empezar dándonos las culpas de lo que ha hecho o dicho es por nuestra culpa, que le hemos obligado a hacerlo y que debemos responsabilizarnos nosotros y solucionárselo.
Y terminan, si no lo hemos remediado de antemano, haciéndonos creer que no valemos para nada, que somos unos negados, que gracias a él somos lo que somos y si no estamos con él, caeremos en el abismo más profundo y melancólico inimaginable.

Hace un tiempo, Papá Vader se encontró con un tipejo de esta calaña, un tanto curioso. En un concurso de pintado de miniaturas, una de las figuras era extremadamente delicada, y sin ser un problema real de organización, esta se rompió. Pues bien, el tipejo en cuestión, dueño de una tienda de miniaturas que se presentó como patrocinador del pintor de la miniatura, amenazó con que si no le dábamos el premio a ese pintor, por la rotura de la mini, se encargaría de hablar mal del concurso y de Papá Vader.
Evidentemente Papá Vader no accedió a este chantaje, pero el tipejo cometió el error de hablar mal del concurso y de Papá Vader. Digo “cometió el error” ya que supongo que se pensaba que él era más importante y conocido en el mundillo de los concursos que el propio Papá Vader.
Animalito…
Es lo que tiene que Papá Vader no alardeé de lo que es y de quien es.

Otro tipo de “agresores sentimentales” son aquellos que te obligan a decir “¡Wow! Que cosa más guapa has hecho”, cuando la realidad es que se le tendría que decir: “Tío, sigue practicando, que algún día te saldrá bien”. Pero si haces lo último, lo mismo que si no le dices nada, te desprecian y se dedican a hablar mal de ti. Y de estos conocemos todos unos cuantos muchos, en especial en Facebook.

O aquellos que esperan ser tus amigos para ponerse las medallas de lo que tu estés haciendo, por el simple hacho de mirar como lo haces.
Hace relativamente poco, Papá Vader conoció a uno de estos.
Como el individuo no consiguió que en el evento que organiza Papá Vader aparecer “por el morro” como organizado ni como colaborador, a cambio de no hacer absolutamente nada, se dedicó a ir diciendo que Papá Vader era un ladrón y un estafador.
El problema principal que tiene este personaje es que no podrá demostrar nunca esto, ya que no puede encontrar a nadie que le pueda decir que es cierto.
El motivo es bien sencillo: Papá Vader no deja con vida a los que roba o estafa. Es la mejor forma de no dejar pruebas.

Los “maltratadores de amigos” son tan sumamente peculiares que si por aquello de las casualidades, se nos ocurriese contar una mentira de ellos, dejarles en la estacada en medio de trabajo, hacer un comentario en la que de en ridículo, y aunque sea el llamarles “capullo”, de forma sinceramente cariñosa, o no solucionarle su problema, exactamente igual que lo que ellos hacen siempre con nosotros, esto les sienta tan mal que son capaces de montar un espectáculo deplorable, muy triste, a base de faltas de respeto, insultos y chillidos incluidos, contra nuestra persona.
Ellos se consideran con todo el derecho del mundo de hacérnoslo, pero nosotros que ni se nos ocurra hacérselo a él.
Tened en cuenta que ellos se han acercado a nosotros con toda la mala intención de hacernos daño y humillarnos todo lo que puedan, por odio, por envidia, por mediocridad, por lo que si se lo hacemos nosotros, entienden que nosotros lo estamos haciendo exactamente por el mismo motivo.
Es como aquel refrán que dice “Un ladrón se piensa que todos somos de su condición”.


Cuando os encontréis con personajes de esta índole, con los tóxicos manipuladores, lo mejor es pasar de ellos.
Lo que más mal les sienta y lo mejor para vuestra salud mental, es que ni intentéis dale la menor importancia a sus exigencias y mentiras.
Les sienta fatal, ya que no se les da más oportunidad de “demostrar su mentira”, de que juguemos al juego que más les gusta y dominan mejor que nosotros, y poco a poco quedan mal con los que le rodean, ya que un mentiroso no suele recordar la mentira que ha contado hace poco tiempo, por lo que cada vez más cuenta una más gorda y menos creíble.

Por ello, no perdamos tiempo con ellos, ni demostrar sus mentiras ni intentar razonar.
No merece ni la pena esforzarnos en hacerlo, ni el tiempo que podemos llegar a perder en ese tema.


Papá Vader.

domingo, 7 de enero de 2018

Creencia o Convencimiento


Muchas veces decimos u oímos a gente que dice tener la creencia sobre una cosa en concreto. Y se toma como cierto esa creencia.

Y cuando Papá Vader dice que él tiene el convencimiento de algo, la gente le toma como que lo que dice es una inmensa mentira.

Papá Vader está convencido que la gente no sabe lo que quiere decir creencia ni convencimiento, porque creo que es al revés de lo que opina la gente.

Creencia.
Una creencia es el estado de la mente en el que un individuo Supone verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa;​ cuando se objetiva, el contenido de la creencia presenta una proposición lógica, y puede expresarse mediante un enunciado lingüístico como afirmación.​
Básicamente creer significa "dar por cierto algo, sin poseer evidencias de ello".

Convencimiento
Es cuando una persona tiene la Certeza de la verdad o firmeza de lo que piensa o siente.
Básicamente estar convencido significa “tener las pruebas o el conocimiento real de ello”.

Por ello la creencia es una suposición y el convencimiento una certeza.

Pero ¿Qué es cada cosa?
Cierto es también que poca gente suele buscar las palabras en el diccionario, por ello Papá Vader lo ha buscado.

Suposición
Suposición es la realización de conjeturas sobre alguna cosa (hechos, causas que los han originado, entre otras), que se realizan con base en indicios o analogías frente a hechos o causas similares.
También es indicar la sospecha, o al menos la posibilidad de que lo que se va a añadir a continuación sea cierto o sea propio decirlo.

Certeza.
La certeza es la seguridad que constata que se tiene como garantía del grado de verdad o falsedad en general del conocimiento sobre un asunto.


Por ello hacer creer a otro que tus creencias son ciertas, es insultar a la inteligencia del que escucha, es llamarle poco inteligente, lerdo de mente.
Hacer creer a otro de algo que ha pasado sin demostrarlo, además es algo poco democrático (si, esa palabra que está de moda: democracia), poco de justicia y totalmente fuera de las leyes occidentales.

Hacer creer a la gente de algo no medible ni palpable ni demostrable, es hablar de humo.

Por ello, Papá Vader no tiene creencias, ni cree lo que dicen otros sin comprobarlo.

Por ello, Papá Vader tiene el convencimiento sobre los temas que habla.

lunes, 13 de noviembre de 2017

LA DOCTRINA DEL SHOCK


Como la élite del poder de un país destruye la sociedad del bienestar…
Y se lo permitimos.

Hace pocos días, Naomi Klein pasó por Barcelona para presentar su nuevo libro, 'Decir no no basta'.

Es curioso que en estos momentos se haga una presentación de un libro con este título, justo en Barcelona.
Es curioso que desde Madrid no sólo no hayan dado resonancia al hecho, sino que lo poco que han dicho del libro haya sido para criticar de partidista y oportunismo esta presentación.
Es curioso que en ninguna televisión estatal ni periódico de español, se hayan hecho eco de este acontecimiento.
Es curioso que desde Barcelona se haya alabado este libro y se haya comparado con lo que pasa en España.

Es curioso.

Por ello, Papá Vader, ni corto ni perezoso, se ha puesto a indagar que es esto, y ha llegado hasta otro de sus libros, “La Doctrina del Shock”.

El título del libro no es gratuito, ya que esta doctrina realmente existe, desde los años 70.
Pero… ¿Qué es?

Dicho de forma sencilla y sin crear recovecos, la Doctrina del Shock es uno de los instrumentos del Neo-Liberalismo, que por medio del temor y la manipulación psicológica, nos imponen medidas extremas, en beneficio de las clases en el poder. 

Las políticas económicas han alcanzado tal importancia en países con modelos de libre mercado no por su popularidad, sino por los impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares con una facilidad terrorífica. 
Unos ejemplos fueron lo acaecido políticamente en el Golpe de Estado de Chile, la Guerra de las Malvinas, el 11 de septiembre, el Tsunami de 2004 en Indonesia, o la crisis del huracán Katrina, en los que se aprovecharon  con la intención de forzar la aprobación de una serie de reformas que de otra forma, impopulares, no habrían seguido adelante.

Esta doctrina de shock, puede ser utilizada para cambiar la forma de ver las cosas de los más vulnerables, el pueblo llano, mediante la desinformación y el reiterado machaque constante de la misma mentira “si cuentas muchas veces una mentira, acaba convirtiéndose en verdad”, dice un dicho popular.
También para cambiar la economía de un país, haciéndolo totalmente dependiente  de las leyes que imponga el estado.

En los años 70 esta doctrina fue impulsada por la CIA tras el Golpe de Estado de Pinochet, pero en la actualidad se realiza sin necesidad de violencia extrema en contra de los sectores más vulnerables de la población.

Las empresas han aprendido a sacar provecho de los desastres de cualquier índole. Y como Lobbies fuerzan a que sigan existiendo estos desastres en los países, en su beneficio.

Uno de los efectos más claros que se pueden ver rápidamente, es como partes de un país, aparentemente sin recursos económicos, se benefician de este estado de shock, prosperando a lujosas zonas residenciales, mientras que otras zonas del país, normalmente donde se genera mayor productividad, quedan con la decadencia de la infraestructura pública y la disminución de los ingresos.

El economista Milton Friedman (premio Novel de Economía 1976) describió así la táctica del capitalismo contemporáneo:
“Solo una crisis -real o percibida- da lugar a un cambio verdadero. Cuando esa crisis tiene lugar, las acciones que se llevan a cabo dependen de las ideas que flotan en el ambiente. Creo que ésa ha de ser nuestra función básica: desarrollar alternativas a las políticas existentes, para mantenerlas vivas y activas hasta que lo políticamente imposible se vuelva políticamente inevitable”.

Aquí en España el escenario de la Doctrina del Shock no lo provoca un golpe de Estado (Chile) ni una invasión ilegal con bombardeos masivos (Irak), ni una inundación de consecuencias catastróficas (Tsunami), sino la propia crisis económica. Es ella la justificación de la que se sirve el Gobierno -y sobre todo, los poderes económicos y financieros que auspician sus medidas- para abordar un tratamiento de choque económico que nos receta descargas eléctricas de forma continuada hasta provocar un cortocircuito en nuestra capacidad de respuesta o, dicho en palabras de Friedman, reacciones psicológicas que facilitan “el proceso de ajuste”.

El gobierno de España, con la excusa de responder contra la crisis, nos impone más crisis.
El objetivo es crear una modificación permanente a través de recortes drásticos en derechos y servicios sociales: Nada volverá a ser lo que era.
Últimamente no hay mes (incluso semanas), en que no nos vayamos a dormir con alguna nueva medida que rompe aún más nuestra posibilidad de vivir con cierta dignidad y bienestar.
No hay tiempo para asimilar.
La rapidez con la que se están acometiendo las ‘reformas’ impide una capacidad de reacción por la apertura de tantos frentes simultáneos.
Cuando se denuncia el desagüe por el que se nos esfuma la educación pública, nos comunican nuevos tijeretazos en la sanidad; cuando ponemos empeño en detener desahucios, se reforman las pensiones para devaluarlas.
Y así, un largo etcétera.

Ahora que el FMI vigila a España de cerca -con sus propios “hombres de negro”, para supervisar de cerca el rescate de la banca con nuestro dinero-, es interesante observar qué dice de nosotros.
El informe de agosto de 2015 destaca que “la situación política parece estable pero la tensión social podría comprometer el esfuerzo de reforma. El gobierno tiene una amplia mayoría y solo se ha enfrentado a disturbios sociales limitados”.
Y prosigue: “Pero el contexto económico ha reducido la popularidad de los dos principales partidos, lo que podría hacer que el apoyo público a nuevas y difíciles reformas fuera más complicado”.

Según comentó Naomi Klein “La respuesta de Rajoy a Cataluña es incendiaria, un ataque a la democracia”, afirma la periodista y activista en la presentación de su libro 'Decir no no basta' en Barcelona.

Al pasar los “disturbios limitados” a la declaración de independencia de Cataluña, el gobierno debe aumentaría la carga de electroshocks, con todo tipo de estrategias: mayor represión, medidas que crean más pobreza, e incluso mecanismos para hacer tambalear, desde dentro, a los grupos organizados.

Lo que ha pasado en España es una estrategia de shock deliberada, como la de Trump: lo prohíben todo para agravar el ambiente de crisis y así evitar que se fijen en los procesos legales de corrupción.

Según diferentes economistas y políticos independientes mundiales, indican abiertamente que la actuación del presidente Rajoy es el paradigma de la doctrina del shock: una respuesta incendiaria, un ataque a la democracia;
No aceptan esta respuesta ni la de la Unión Europea
La aplicación del artículo 155 debería retirarse
No se puede contrarrestar un movimiento no violento con la violencia que se dio el 1-O o arrestando a un gobierno.
Es un mal paso tanto para un gobierno como para una Doctrina de Shock que llegue a buen fin.


¿Y cómo se puede contrarrestar esto? Una de las vías es darse cuenta de lo que esta pasando y salir a la calle a reclamar nuestros derechos.

Demostrar que nos hemos liberado del Shock y no tenemos miedo.

Mantener y velar por la memoria colectiva es el primer síntoma de resistencia.

Y todo esto ¿de qué nos suena?

Para más información:
https://es.wikipedia.org/wiki/La_doctrina_del_shock


Papá Vader

viernes, 20 de octubre de 2017

Dialogo de Besugos

Papá Vader acaba de leer un artículo de Iu Forn que expresa claramente lo que esta pasando entre dos gobiernos que no dialogan entre ellos y que cada uno tiene entre ceja y ceja hacer algo, aunque le den la razón.

Y Papá Vader lo copia íntegro.


Nuevamente, esta humilde columna tiene una exclusiva mundial (o más). Se trata de la ultima carta en formato cara a cara presencial y en vivo que se han enviado Carles Puigdemont y Mariano Rajoy:

Carles Puigdemont (CP): ¿Qué?

Mariano Rajoy (MR): No

CP: ¿Por qué?

MR: Por qué no.

CP: Hombre...

MR: ¿Hombre? ¿Qué has querido decir exactamente con eso?

CP: Pues diciendo hombre, he querido decir hombre.

MR: Ya pero, ¿realmente has dicho hombre?

CP: ¿Quieres que te envíe una carta para explicarte si he dicho hombre?

MR: Hombre...

CP: ¿Hombre? ¿Has dicho hombre? Yo ya había dicho hombre antes...

MR: Vaya, ahora soy yo quien tendrá que enviarte una carta para aclarar qué he querido decir exactamente cuando he dicho hombre. Pero, como que no te reconozco como sujeto político, me la enviaré a mí mismo. Me encanta explicarme las cosas.

CP: No te entenderás. Tendré que enviarte yo una carta para explicarte a ti lo que tú te quieres explicarte y que no te entenderás...

MR: No tengo prisa.

CP: ¿Para?

MR: Para que me contestes si has dicho o no has dicho hombre...

CP: Ya te he dicho que lo he dicho.

MR: Pero no me lo has dicho lo bastante claro.

CP: Te estoy diciendo que sí, que he dicho hombre...

MR: Pero, ¿has proclamado hombre?

CP: Lo he dicho. He dicho hombre.

MR: Ya, ¿pero lo has proclamado o no?

CP: Lo que he hecho ha sido recoger la expresión hombre y decirla.

MR: Pues quiero que me lo pongas por escrito.

CP: ¿El qué?

MR: Si has proclamado o no la palabra hombre.

CP: ¿Y si lo hubiera hecho, que no es el caso?

MR: ¿No es el caso de qué?

CP: Que haya proclamado hombre.

MR: Pues entonces aplicaría el 155.

CP: Pues si tú aplicas el 155, yo proclamaré la independencia.

MR: Pues si tú proclamas la independencia, yo aplicaré el 155 dos veces.

CP: Pues si tú aplicas el 155 dos veces, yo proclamaré la independencia dos veces y empataremos.

MR: Pues entonces eso tendrás que decírmelo por carta.

CP: Lo que te diré por carta es que aplicaré el 155.

MR: Pues si tú aplicas el 155, yo proclamaré la independencia.

CP: Pues si tú proclamas la independencia, yo aplicaré el 155.

MR: ¿A quién?

CP: A ti.

MR: Hombreeee.

CP: ¿Hombre?

MR: Quieres una carta donde me explique a mí mismo la contestación a la pregunta "¿por qué ahora he dicho hombre?.

CP: No será necesario porque proclamaré la independencia del 155

(De repente se oye una fuerte explosión)

¡BOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMMMMMM!

MR: Perdona, es que la unión de las palabras proclamar, independencia y 155 en una misma frase y produciendo como resultado la expresión "proclamar la independencia del 155" me ha hecho estallar la cabeza. Ahora la recompongo y me envío una carta para aclararme qué he querido decir exactamente.

CP: No, la carta te la enviaré yo a ti porque la frase te la he dicho yo. Y te lo explicaré.

MR: Ya, pero, ¿la has proclamado o no?

CP: ¿El qué? ¿La frase o la independencia del 155?


¡BOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMMMMMM!

martes, 3 de octubre de 2017

Las Setas Tempraneras.

Hace unos días, hablando con un técnico informático Freelance que tenemos, me ha comentado un tema que me ha recordado mucho otro que hace años escribí.
Es sobre los Snobs en el mundillo informático, pero que curiosamente se puede trasladar a cualquier otros.

En informática existen excesos de Snobs que dicen saber mucho de temas, los que van surgiendo de dos en dos años, y en especial en los últimos dos años.
Pero cuando hablan, se ve que se han aprendido de memoria 3 palabrejas en inglés, pero no tienen ni idea del tema en concreto, ni intención de formarse en el tema.
Estos llegan, tocan las naricillas durante un año, año y medio o dos años, y después desaparece.
Cariñosamente los llamamos, en Barcelona, bulets (setas), ya que son de temporada: aparecen y, cuando ya no hay ganancias, desaparecen cual terreno baldío.
 ¿Alguien se ha encontrado con estos en el rol, softcombat u otro estilismo?
Después es un problema del cliente buscar a quien reclamar sobre lo que le han vendido.

Parece mentira pero otra cosa en la que coincidimos este compañero y yo, y que es repetitivo en todos los sectores y hobbies, es la poca seriedad de los snobs.
Y es curioso el enfado que pillan, cuando se les descubre su falta de profesionalidad y conocimiento, y cuando se les demuestra que se han equivocado.
Lo peor es que cuando esto pasa, encima insultan, faltan al respeto, hablan mal de los profesionales (los no snobs).
Y se dedican a corromper el mercado o sector, dejando como lacra la marca distintiva de que ese colectivo (refiriéndose a TODOS, tanto snobs como no snobs), que somos poco de fiar y peligrosos.

Lo más lamentable es que cuando esto explota (KABOOOOOM!!!), los snob desaparecen rápidamente, cual cucarachas frente a Cucal.
Si después de un tiempo te los encuentras en otro sector o hobby, estos suelen contarte que se han ido del mundillo porque han visto que dos o tres han corrompido en mundillo.
Y si la liaron mucho, incluso llegan a decir frases lapidarias como “yoo??, te equivocas de persona, yo nunca he estado en ese sector!!”
¡Os juro que esta última frase más de una vez me la han dicho desde gente que ha estado de técnicos en Informática y la liaron con u cliente!

¡Cuánta falta de responsabilidad, oiga!


Papá Vader

jueves, 14 de septiembre de 2017

Y dicen que los Comercial “no saben hacer bien su trabajo”



Muchas llamadas, muchas visitas, muchas ventas.

Durante mucho tiempo he estado oyendo la cancioncilla, (y aún hoy la sigo oyendo) por parte de Coaches, Directores de departamentos de ventas, Gerentes de empresas, Diplomados con grandes títulos en la carrera de empresariales, Masters del Universo con MBA,… la cual dice que para vender mucho se deben hacer muchas llamadas, para concertar muchas visitas, para poder hacer muchas ofertas, para que posibles clientes nos pasen muchos pedidos, tan deseados por los vendedores y sus empresas.
Esta es una teoría, que aun hoy se sigue oyendo en boca de estos Iluminatis, una verdad inalienable,... pero que lo fue hasta finales de los 90.

La realidad actual es bien distinta, no porque no sea cierto lo que dicen, sino porque hay tanta, tanta, tanta gente, comerciales, directivos, particulares y otros, que lo hacen cada día, que actualmente el resultado es no solo distinto, sino que en la mayoría de los casos inversa y contraproducente. 
La gente se cansa de las saturaciones.
Pero lo peor de todo esto es que estos Entrenadores, que aún se siguen llenando la boca con la lección aprendida de algún viejo cursillo de los 80’s, siguen repitiéndolo como un antiguo Hit Parade de cinta de gasolinera, cada vez más rayada y con mucho ruido de fondo, con la que nos quieren convencer que esta forma de venta es vigente y efectiva. PERO, no especifican en ningún caso, ni lo demuestran tampoco, como se debe hace ni en cada sector, ni para ser diferente una empresa de otra.

Es curioso oír el mismo argumentario, pero con palabra técnicas diferentes, para el que nos quiere vender el seguro del hogar de turno o la nueva tarifa de precio Low Cost de otra compañía de telefonía diferente a la que tenemos.
El mismo discurso.
Creo que los Coaches deben haber ido todos al mismo cursillo de ventas, o que los Profesores Profesionales han tenido al mismo Profesor y vienen del mismo curso de los años 80’s.
La teoría dice que con este sistema de “Bombardeo” sistemático de llamadas de teléfono (que curiosamente, es así como se llama está técnica) se consigue informar a un mayor número de clientes potenciales y mover un mayor número de ofertas, por lo que se consigue una mayor probabilidad de cerrar pedidos. Esto actualmente podría seguir siendo efectivo, si miles de comerciales no lo practicasen a la vez, uno detrás de otro y a los mismos números de teléfono.

Personalmente siempre he creído que el sistema de Saturación, como herramienta Competitiva y Cualitativa, es una gran pérdida de tiempo y recursos, por lo que el resultado final real es que cada vez más las ventas van a la baja. Y es en este momento, frente a los nefastos resultados, en la que los Gurús de la empresa culpan a los comerciales de que “no saber hacer bien su trabajo”, despiden a los mismos y contratan a nuevos, cada vez más jóvenes o inexpertos, para formarlos ellos, con la excusa de que los “veteranos” tienen vicios, no quieren ganar más dinero, o no saben hacerlo ni quieren aprender las nuevas técnicas infalibles. Pero cada vez más las pérdidas de tiempo, recursos y beneficios, son mayores, pero los Maestros buscan escusas cada vez más absurdas, para presentarse a Gerencia como los No Culpables del problemas de la empresa. Y Gerencia, lamentablemente, les da la razón a estos Entendidos: es culpa de los comerciales, que “no saber hacer bien su trabajo”.

En la actualidad hay empresas que ante este descenso en picado de las no ganancias, se han sentado a meditar sobre que es lo que realmente está pasando, como lo están haciendo y cual es la solución a aplicar para mejorar los rendimientos, al contrario de buscar culpables, como hacen la mayoría de Coaches.
Algunos Entendidos, en vista de peligrar su credibilidad como profesionales de birloquismo y de sacar conejos de su Borsalino, han cambiado su discurso y empiezan a pasar del sistema de Saturación al de Segmentación Global. Vestirán muy mainstream, pero su mentalidad llega con 5 ó 10 años de retraso.

Hay empresas que, habiendo pasado por la Saturación y después por la Segmentación Global, más avispados que otros o con más ingenio y ganas de innovación, en vista que no funciona actualmente ninguna de las Baritas Mágicas de los Gurús de turno, han empezado a optar por reconsiderar la forma de utilizar los recursos para las ventas, tanto para conocer las tendencias de cada uno de sus productos, como para conocer como y quien utiliza su producto.

Desde hace ya unos pocos años, primero las grandes empresas, y ahora poco a poco alguna pyme con ganas de innovación, se vuelcan por la venta cualitativa. Y en muchos de los casos, sin ayuda de los Coaches y gurús.
Los comerciales invierten su tiempo en buscar clientes más segmentados todavía, sin enfatizar en llamadas, llamadas, llamadas, sino en conocer cual es la forma de trabajar de ese cliente y conocer sus necesidades reales, no las de la empresa comercializadora, sino la de la empresa objetivo. Buscan al interlocutor correcto y establecen contactos de forma educada y respetuosa, escuchando y dejando hablar.

El Bombardeo o las llamadas de ofertas agresivas han pasado a la historia. Si un cliente tiene la necesidad de un producto en concreto, no esperará a que le llame el comercial de turno de la empresa especializada para que le hagan una oferta de ensueño. No esperan porque la dream offer ya no existe hoy en día. Las empresas que necesitan un producto a un precio excepcional, sólo tienen que “invertir” su preciado tiempo en buscar por Internet las ofertas salvajes que pueden encontrar en 20-30 tiendas de e-commerce que pueden encontrar en menos de una hora de tiempo. Deciden al momento, compran y en 24 – 48 horas lo tienen en la puerta de la empresa, portes incluidos en el precio. El proveedor tradicional por el mismo producto, es mucho más caro y tarda entre 48 horas y una semana en entregártelo. ¿Por qué? Pongamos como ejemplo un ordenador portátil, que en internet lo podemos encontrar a 350,- € y el mismo modelo, del proveedor tradicional más económico que podamos encontrar, lo tienen a 385,- €; el motivo es bien simple: la tienda de internet compra los portátiles directamente al fabricante y no compra 3 ó 4 portátiles, sino que compra 3 ó 4 pallets de 100 portátiles por pallet, que los alojan en el almacen que tienen, por lo que consigue una gran rebaja de precio, más no tiene comerciales que pagar su sueldo, ni técnicos y, como mucho, un solo administrativo, por lo que el beneficio a ese precio es incluso mayor que el que puede conseguir el proveedor tradicional con su precio con un 10% más caro. Esta empresa tradicional, como no tiene almacen, debe esperar que el distribuido le envie el portatil solicitado, que tardará esas 24 - 48 horas, comprobar que esta bien (entre 1 - 24h más) y contratar otro transporte para enviarselo al cliente final (24 - 48h más), tardando en total entre 48 horas (en el mejor de los casos) y una semana para entregarlo.

La principal solución de la empresa que sigue trabajando por Bombardeo o Segmentación Global, es la de llorarle al cliente para que se compadezca de ellos y les compren aún siendo siendo más caros. Algunos incluyen en el precio, una mano de obra gratis para esa venta, sin darse cuenta que pierden más dinero, ya que esa mano de obre es un sueldo que le paga a su empleado, pero que no ha cobrado al cliente. La excusa que ponen los empresarios a esta reducción de ventas es que el comercial "no sabe hacer bien su trabajo", y este alega que es el mercado que está saturado o ambos hacen declaraciones como que el e-Commerce no debería existir.
Es el denominado "Consuelo de Tontos", ya no quieren reconocer que no han sabido ver el error de esta forma de trabajo, o que no han querido reconocer que “su visión” del negocio no era, es, la correcta, o no han querido pensar como aumentar las ventas, o simplemente han llegado a la conclusión egoísta o mediocre de “si durante años ha funcionado, tiene que seguir funcionando durante más años”.

La realidad es que las empresas que han conseguido incrementar las ventas, hace tiempo que pasaron de ser Pymes a Gran Empresa, gracias a la Segmento Cualitativa de clientes escogido; si no han crecido por número de empleados, seguro que lo han hecho por su facturación.

El trabajo actual de un vendedor es en un 50% de investigación. La información ha existido siempre. La diferencia es que ahora es muy fácil acceder a ella, demasiado fácil, gracias o desafortunadamente a Internet. Antes el comercial debía invertir muchísimo tiempo en recabar información, ya que tenía que desplazarse a diferentes organismos a buscarla, pagar grandes sumas por ella, … por lo que era mucho más económico, en coste y tiempo, el Bombardear a los clientes, aun desconociendo la información; ya se la facilitará el cliente muy amablemente. Actualmente el comercial debe invertir una pequeña parte de su tiempo en contrastar para ver si es correcto o no la información recibida. Estamos en la Era del Exceso de Información, alguna verídica pero también alguna falsa (voluntaria o involuntariamente): personas de contacto, número de trabajadores, sector de la empresa, facturación, si es extinta y cuando sucedió, teléfonos, mails, nombre del staff, si están en concurso de acreedores o están haciendo un ERE,…

Y sólo se debe llamar a la persona de contacto y solicitar una entrevista. Y esta entrevista actualmente ya no es necesario ser presencial, ya que con las tecnologías actuales, podemos tener al comercial en A Coruña, al técnico en París y ambos estar hablando en una reunión, para argumentar y convencer, con 4 personas del Target que están entre Sevilla, Londres y Milán, bien por medio de una Conferencia Web, por Skype, o por medio de cualquier otro recurso telemático que las actuales tecnologías nos permiten, gracias a las conexiones rápidas de internet y a que prácticamente todos el mundo tiene una webcam. ¿Quien tiene actualmente un Smartphone sin webcam?
Por lo que los tiempos perdidos del comercial en los desplazamientos, se han reducido a la mínima expresión o han sido eliminados, y se reutiliza el tiempo en investigar al cliente objetivo.

La mentalidad de las empresas debe cambiar para poder sobrevivir.

Y, sobre todo, dotar de recursos eficientes y eficaces a los comerciales, ya que actualmente estos recursos están al alcance de todo el mundo y, en muchos de los casos, a costes risibles y casi de insulto por no pagarlos.

Como último comentario indica que actualmente, en la gran mayoría de las empresas que se quejan que los comerciales “no saben hacer su trabajo”, parece de chiste ver como un particular que no está en ventas y no tiene un cargo directivo, tenga por menos de 50,- € mensuales una conexión innecesaria de 300 Mb de velocidad, un portátil con un procesado i7 y 8Gb de memoria, que no le ha costado más de 400,- €, con una cuenta gratuita en el Cloud para colgar sus selfies y la lista de la compra de mañana, con un Tablet de otros 400,- € (o gratis por contratar esa conexión de fibra), menos potente pero que aún así te permite ver películas y hacer una video conferencia por Skype gratuita con un familiar en Nueva Zelanda, con wi-fi y conexión 4G, conectado al cloud con su portátil, y un iPhone de 600,- €, (o un smartphone por otros 400,- € en el peor de los casos), con 4G, 32Gb de capacidad, también conectado al cloud con los otros dos dispositivos, todos ellos sincronizados.
Mientras que el vendedor, en el mejor de los casos, tiene un portátil de hace más de 4 años, heredado de varios comerciales que ya no están en la empresa, que es un i3 y 2 Gb de memoria, sin conexión a cloud (por miedo a que “robe” información de la empresa), y programado el guardado de documentos en el servidor interno de la empresa y no en el disco duro, por lo que sacar el portátil de la empresa, si no es para una demo, para poca cosa puede servir, además con la imposibilidad de instalar programas o actualizar versiones, ya que está capado por el administrador de la red, y un wi-fi de muy antigua versión, que cuando lo usas te desespera la velocidad que tiene, más un smartphone de marca china o coreana, impronunciable, de unos 150,- €, que en la mayoría de los casos es también heredado, y el wi-fi capado para que no se conecte con él a Internet, y con todo ello ni pensar por asomo en ningún dispositivo más y ni soñar de tener sincronizado el portátil con el Smartphone. Y muchísimo menos una conexión remota para poder trabajar con el portátil desde su casa. Y si pides usar tus recursos particulares, pueden amenazarte, con buenas palabras, que la mejor opción es empezar a buscarte otra empresa diferente.
Pero aun hay más, ya que a todo ello debemos añadir el problema de conexión a Internet en la oficina, porque han contratado 150 Mb para la empresa (es una oferta muy buena!!), tienen una red de categoría 5 y hay conectados algo más de 25 empleados, con un servidor que de escasos 400,- € (de los que soportan como máximo 5 usuarios), por lo que el comercial no puede investigar mucho, por el desespero en la velocidad que se tiene, además tiene la mayoría de páginas capadas, como si de un niño pequeño se tratase.

Si queremos que el comercial haga el trabajo para el cual le pagamos, tenemos que darle los recursos adecuados que necesita.
Porque si no se lo damos, está claro que el Gurú y el Gerente tienen razón, ya que los comerciales “no saben hacer bien su trabajo”.


Papá Vader

viernes, 18 de agosto de 2017

YO SOY BARCELONA


MI CIUDAD.
MI AMOR.
MI DOLOR...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...