sábado, 25 de junio de 2016

Para pensar… los que sepan hacerlo.


Todas las circunstancias tienen un sentido y un “para qué”. Nada sucede por casualidad; todo es sincronía.

Llevar un sueño a su resolución, implica compromiso y tomar acciones necesarias. Entonces las sincronías se manifiestan cada vez más en tu vida e irán perfilando tu camino (Carl Gustav Jung).

Se dice que sólo hay 3 tipos de personas que nunca comenten errores:
· Los que no han nacido.
· Los que no hacen nada.
· Los que han muerto.
Afortunadamente todos cometemos errores, porque ellos nos permiten aprender.

Cometer un error es transgredir nuestro guía interior, la voz de nuestra consciencia (Dr. Buchanan).

Aunque tengas miedo, hazlo igual. Pase lo que pase estas condenado a aprender (Enric Corbera).

La falta no está en nuestras estrellas, sino en nosotros mismos (William Shakespeare).

Hay que aprender a desaprender.

El éxito no es un logro. El éxito es una consecuencia de las cosas bien hechas.

Se siempre tu mismo, no imites a nadie, muéstrate al mundo, cuenta tus dones,  toma consciencia de cuantas cosas realmente puedes hacer y camina un kilómetro más. Tienes el poder más grande: el poder de elegir.
Elige Amar en lugar de Odiar.
Elige Reír en lugar de Llorar.
Elige Crear en lugar de Destruir.
Elige Perseverar en lugar de Renunciar.
Elige Alabar en lugar de Criticar.
Elige Curar en lugar de Herir.
Elige Dar en lugar de Robar.
Elige Actuar en lugar de Aplazar.
Elige Crecer en lugar de Consumirte.
Elige Bendecir en lugar de Blasfemar.
Elige Vivir en lugar de Morir. (Og Mandino)

viernes, 24 de junio de 2016

El Concepto es el Concepto - 3


En diciembre de 2011 realicé un par de artículos sobre los conceptos de lo que debe hacer cada uno de los participantes en un evento y su denominación, a raíz de una convención Steampunk que participe en organización, ya que hubo gente que, por el hecho de conocernos, se creían con el derecho de poder decidir en el evento (http://papavader.blogspot.com.es/2011/12/el-concepto-es-el-concepto-1.html - http://papavader.blogspot.com.es/2011/12/el-concepto-es-el-concepto-2.html). Y hasta de enfadarse porque no hicimos lo que nos decían.

En las Strategic Land de este año 2016, ha habido un conflicto de concepto por parte de gente externa a organización, y es por ello que vuelvo a recordar el tema.

Ya comentaba en el segundo artículo que “no todo el monte es orégano”, ni todos los que intervienen en el evento o conocen a alguien de organización, son organizadores. “El que quiera agua, que se moje el culo” y si quieres estar en Organización de un evento, primero lo pides, se te valora y, si entras, debes responsabilizarte de lo que hayas hecho bien y de lo que hayas hecho mal.

Ponerse las medallas de los que estamos en organización o intentar quitárselas, eso lo sabe hacer hasta el más tonto del pueblo. Y culpar de lo que tu has hecho mal a otro, también.

En la organización de un evento existen unos “rangos” o escalafones. Esto es así para evitar justamente que todos manden, que nadie haga nada y, sobretodo, que haya alguien que pueda tomar una única decisión, en momentos de criticidad suma.

Y es por ello que intentaré volver a explicarlo, pero esta vez desde la cúspide de la pirámide hacia la base.

EL CONCEPTO ES EL CONCEPTO

ORGANIZACIÓN:
Organización es el conjunto de todos los miembros que determinan los puntos necesarios para crear el propósito principal del evento y trabajan para la consecución de ese objetivo fijado. Todos ellos trabajan de una forma directa, responsable e involucrados en todas y cada una de las facetas del evento a las que les ha tocado trabajar; la cooperación entre todos los organizadores es esencial para que el evento consiga el objetivo y que no haya ningún problema antes ni durante el evento.

Organización se puede dividir en diferentes “tentáculos”, tantos como se hayan decidido en reuniones de organización.

COORDINADOR:
El coordinador del evento, también conocido como DIRECTOR del evento, es el miembro que vela por el correcto cumplimiento de ejecución de los trabajos asignados a los equipos creados para las diferentes áreas del evento. Sobre él recae toda la responsabilidad de que el evento consiga el objetivo preestablecido.  Es quien debe dar las directrices a los equipos de trabajo. También debe ser la imagen del evento, el relaciones públicas y el dueño y señor de la idea y ejecución del evento. Repartir esta responsabilidad entre más de una persona es contraproducente, ya que se corre el riesgo de lentitud en las tomas de decisiones, en el cruce de directrices opuestas y en buscar culpables antes que soluciones durante el evento. Debe ser el motor, impulsor y saber “tirar del carro” en los momentos más difíciles antes y durante la ejecución del evento. Y lo más importante, debe tener la facultad de poder tomar decisiones con una muy alta rapidez para solventar los problemas que surjan durante el evento y saber de que recursos dispone en todo momento. En pocas palabras: el que domina realmente el cotarro.
Esta figura, aunque parezca mentira y haya gente que lo cuestiones SIEMPRE TIENE QUE EXISTIR EN LOS EVENTOS.

EQUIPO DE TRABAJO:
Estos equipos son los “tentáculos” de la Organización. Se crean para que cada área de un evento pueda tener una cierta autonomía, y puedan trabajarse de forma simultánea en base a las directrices impuestas en las reuniones o por el coordinador. Sólo existen cuando hay personas capaces de comunicarse y que están dispuestas a actuar conjuntamente y en equipo, para obtener un objetivo común. Estos equipos pueden tomar las decisiones necesarias para que su área funcione correctamente. Pero esas decisiones estarán supeditadas por la decisión final del coordinador.

PATROCINADORES:
Los patrocinadores, también llamados Sponsors, son las empresas que han pactado con organización de dotar de material, recursos o dinero al evento, a fin de que su marca o el producto que desea promover, éste presente dentro del evento y anunciado de forma visual y fácil. El patrocinador realiza esta acción para darse a conocer o buscar un mejor posicionamiento por encima de su competencia, por lo que apoyará el evento en las condiciones establecidas entre ambos.
A pesar de que existe la creencia errónea de que los patrocinadores son los que mandan en un evento por encima de organización, eso es totalmente erróneo. Este concepto se tiene, ya que de vez en cuando hay algunos fabricantes que crean sus propios eventos, por lo que dejan de ser patrocinadores, para convertirse en organizadores.
Los patrocinadores, a menos que el evento sea suyo, no pertenecerán nunca a organización, por lo que ellos no deciden nunca nada del evento. Sólo proponen y es organización quien decide aceptar o no la propuesta. Por lo que el fabricante sólo puede hacer dos cosas; si está de acuerdo con la decisión de organización, aceptarla y actuar según ella, y si están en desacuerdo, renegociar condiciones o retirarse del evento.

COLABORADORES:
Cuando el evento esta creado y los equipos de trabajo están en pleno funcionamiento, debemos tener en cuenta que se necesitan colaboradores para llevar a buen término cada una de las áreas. Son los voluntarios, tanto personas como entidades, que se involucran en las actividades en las que quieren colaborar. Un ejemplo de colaborador es el personal de una empresa patrocinadora que ha venido a hacer la demonstración de un producto determinado. También podemos denominar colaboradores a los Pnj’s de un juego de Rol en Vivo, que permiten llevar a término el buen hacer del evento, supeditados por los árbitros de juego, que a su vez pueden ser también sólo colaboradores. O a la asociación que presenta una mesa para hacer la demostración de wargame, dentro de otro evento mayor no exclusivo de una única asociación.

PARTICIPANTE/ASISTENTES/PUBLICO:
Le podemos llamar de cualquiera de las tres formas, pero es exactamente lo mismo. En Marketing se les denomina Target.
Es realmente la parte más importante del evento. Si en el evento no viene nadie a disfrutar de las actividades que los equipos de trabajo y colaboradores han estado preparando, este habrá sido un rotundo fracaso.

Espero que se haya entendido.

Y si no, Papá Vader volverá a explicarlo nuevamente en otra ocasión.


Papá Vader.

jueves, 23 de junio de 2016

Responsabilidad… Lo explico de nuevo.

Hace tiempo, en varios de los artículos que Papá Vader ha puesto en más de una ocasión, ya ha comentado que existe gente que hace cosas y espera que todo le vaya bien (y a quien no…), pero cuando sale mal, pocos son los que entienden que existe una ley inmutable en la vida, quieran ellos o no, de que su acción siempre tiene una reacción. Esta reacción respecto a los deseos de esta persona, pueden ser favorables o desfavorables. Cuando son favorables, es feliz y se encarga de anunciarlo a los cuatro vientos que él ha sido el artífice de tan maravilloso resultado. Cuando son desfavorables… se encargará de buscar un culpable y anunciar a los cuatro vientos lo malo que es este “culpable”.

Como ya dijo Papá Vader  hace casi un año (http://papavader.blogspot.com.es/2015/10/responsabilique.html), toda persona tiene la facultad de poder equivocarse, de cometer errores. Pero por consideración al resto de personas, debemos asumir lo que hemos hecho o dicho que haya perjudicado a otro. Y las mentiras o bulos, es algo sobre lo que nos tendríamos que responsabilizar si o si.

Responsabilidad es la capacidad de toda persona para reconocer y aceptar las consecuencias de un posible error en cosa o asunto determinado que ha hecho o dicho libremente.

Si la persona no asume que puede equivocarse en lo que hace o dice, puede ser que estemos ante un sociópata, como poco. Por si alguien confunde este simple concepto, un sociópata es un antisocial (que no es lo mismo que un asocial), por mucho que se esfuerce en intentar aparentar lo contrario. La sonrisa forzada perenne y la hipocresía, son síntomas claros del sociópata. La persona sociópata normalmente se muestran encantadores, ya que son excelentes mentirosos, y no dejan ver sus pensamientos ni emociones. Un sociópata, tiene una alta autoestima y se piensa a sí mismo como alguien grandioso, por encima del resto y no tiene ninguna reserva en pasar por encima de los demás, sin sentir responsabilidad por sus acciones. Los sociópatas saben muy bien obtener lo qué quieren, mintiendo y manipulando. Además, suelen correr riesgos, ser irresponsables e impulsivos.

Ahora vamos a suponer que no somos antisociales (sociópatas) pero no nos gusta la responsabilidad. Ser irresponsable es una señal de inmadurez ya que éticamente son las personas adultas (o con "responsabilidades") las que toman decisiones  sobre las acciones que realizan, aplicando una gran dosis de interés. Todo lo que ¿mucha? gente no desea ser: ADULTO y hacer lo corresponde en el momento indicado.

La opinión de Papá Vader (por si a alguien le sirve), la responsabilidad empieza en el momento que das tu palabra de lo que vas a hacer, comprometiéndote y reconociendo ese esfuerzo que vas a realizar. Y si no lo haces, sabes que estará en entredicho tu palabra y tu credibilidad. La palabra, ese don tan preciado y muchas veces desvalorizado. Al dar esa palabra, a otra persona o a ti mismo, en un auto de fe propio y conciso (marcarte las metas a conseguir, por ejemplo), se convierte en un compromiso, en una RESPONSABILIDAD. 

Seremos unos grandes afortunados tener cerca al que de un modo u otro rehúsa la responsabilidad de sus actos, tanto de verbo como de acción, ya que pase lo que pase, haga lo que haga, él nunca tendrá la culpa de lo sucedido (modo sarcasmo, por supuesto).

Para los que desconocen en que consiste la Ley inmutable de Causa y Efecto, esta indica que no hay efecto sin causa, al igual que no hay estímulo sin respuesta. Así de simple. Einstein la llamo Ley de Acción y Reacción. Por consiguiente todo lo que hagamos a los demás, ya sea bueno o malo, nos será devuelto, de ahí que también el principio de causa y efecto se llame el efecto boomerang. Esta devolución no siempre es en el sentido bidireccional (yo le hago algo a A, no es A el que me lo devuelve, ya que puede venir de C o D) Al cambiar las CAUSAS conseguiremos tener el EFECTO deseado.

Papá Vader, también hace más de un año, comento el tema de los “Buen rollistas” (http://papavader.blogspot.com.es/2015/05/el-buen-rollismo-ataca-de-nuevo.html), antesala del tema de la responsabilidad, en el que explicaba que debíamos de tener cuidado de aquellos que van con la sonrisa en la boca, los que se llenan la boca diciendo que van de buen rollo, te dicen cosas que realmente quieres oír y en cuanto te despistas un poco… ¡Zasca! Puñalada que te crió.

Dentro de ser responsables y asumir con la parte que le per toca y no acusar a otros de su error, también entra en juego el saber jugar en equipo (http://papavader.blogspot.com.es/2015/04/jugar-en-equipo.html).

Pues si, hoy parece ser que va de recordatorio de antiguos artículos, de hace más de un año.

Como dice Papá Vader en ese artículo, debemos de tener especial cuidado con los “triunfitos”, los que desean a toda costa ser los protagonistas de los eventos, los que siempre se autoproclaman “líderes”, pero que al final lo único que hacen es provocar peleas, destrozando al equipo de trabajo creado. Gente que no sólo no sabe jugar en equipo, sino que  no se responsabilizan de las acciones realizadas por ellos. Su frase más conocida, con infinidad de variantes, es “YO NO HE SIDO”. Gente que como “líder autoproclamado”, si el trabajo en equipo tiene éxito, ya se encargarán ellos solitos y de una forma más rápida que el parpadear,  de que todo el mundo sepa que el éxito ha sido gracias a ellos. Pero si el trabajo fracasa, hacen lo mismo mismamente pero al revés, informando  a todo el mundo que ha sido otro el culpable del fracaso.

Si además no consiguen que otros realicen el trabajo por ellos, aparte de que tardarán eones en terminarlo ellos (en el mejor de los casos y si no han encontrado a otro “pringado” para ello), siempre podrán decir que el trabajo está saliendo mal “porque es un mal trabajo heredado”, o que “los otros” están haciendo en la distancia todo lo posible para que salga mal, aunque estos haga mucho tiempo quen han desaparecido de su submundo.

Estos “triunfitos” o “yo no he sido”, llamadles como queráis, suelen estar respaldados por miedosos que no quieren que se les culpe de nada o no ser excluidos del grupo; lo que en muchos ambientes actuales son denominados “los palmeros”.

También se creen con el derecho innato de por el hecho de conocer a alguno del grupo de trabajo, de exigir explicaciones y resultados de todo tipo y, como no, de favores por doquier.  Y si el trabajo de este equipo no se hace de la forma que él desea que se haga, ya se encargarán de dar la bronca correspondiente y que todo el mundo sepa que lo están haciendo mal, aunque el resultado sea mejor de lo esperado (pero no de la forma que él quiere, claro).

Pero que nadie se le ocurra exigirles cuestionarles nada, ya que lo primero que te sueltan es, con muy mala educación, con grandes dosis de falta de respeto y, que esto no falte, con insultos por doquier. Frases como “no sabeis trab ajar en equipo” o “eso es una falta de compañerismo”, cuando no se ha hecho las cosas como ellos quieren, son las favoritas de todos ellos.

Y todo esto, todo lo comentado hoy en el artículo, crispa el ambiente, aunque dirá que son los que realmente hacen cosas y se responsabilizan, los culpables de este mal ambiente.

Lo bueno de encontrarse a este tipo de gente “irresponsable”, esta gente tóxica por excelencia,  en grupos o asociaciones, es que podemos irnos a otro lado y se acabó el problema. Ellos no se irán nunca, y harán creer a sus “palmeros” que han conseguido echar fuera a los culpables. Aunque estos seguirán durante un tiempo culpándonos de que todos sus males se lo estamos provocando nosotros en la distantancia… patético.

Papá Vader.
  

domingo, 12 de junio de 2016

Los culturetas y su postureo.


Cada vez encuentro a más gente que, como a Papá Vader, le repatean los Snobs, los Pseudo Estandartes, los automedallistas, los “cools” y, en definitiva, los “buenos rollistas”.

Hace unos días estuve hablando con un compañero de la Estrella de la Muerte, que me comentaba que estaba hasta las narices de los culturetas que habitan en la estación espacial.

Y me hizo gracia.

Al consultarle que entendía él por una persona “cultureta”, indica que son aquellos “milciencias” que opinan siempre de todo, aunque no se les pida opinión del tema, cuando está muy claro que no tienen ni idea del tema. Estos hablan porque han leído algo del tema alguna y única vez, porque se lo han oído a alguien también una única vez, o porque ha ido a algún cursillo que han comentado el tema. Por lo que se autodefinen grandes conocedores del tema, con una gran cultura ancestral sobre el mismo, por lo que son poseedores del derecho innato a poder hablar del tema o a opinar sobre el mismo.

Pues si mi querido Stormtrooper, es exactamente eso.

Aquellos que constantemente se les nota que de no tienen ni idea y que todo lo que dicen es una invención fragrante, una mentira. Aquellos que encima quieren tener siempre razón a toda costa y utilizan el don de la palabrería para hacerse prevalecer sobre los demás, sin dejar hablar a nadie.

A Papá Vader también le repatean bastante.

Si estos "culturetas" en vez de "imaginarse" de que va el tema se dedicaran a buscar información sobre el tema, podrían hablar del tema con un mínimo de conocimiento. Es lamentable que nos encontremos constantemente con gente que teniendo los recursos adecuados, tenga que tergiversar las historietas para poder hcer creer a los demás que están deiciendo algo realmente importante y transcendental.

Son personajes que han oído hablar del tema, creen saber de lo que están hablando, sin antes naber hecho un trabajo mínimo de investigación y dan alegremente su versión con gran sabiduría y como dogma de fe, "desinformando" a otros contertulios: estos, sin informarse tampoco, ya que se creen de pies juntillas lo que les dice el "culturillas", comenta su versión a otros conocidos, incrementando esta desinformación con su toque personal, por lo que el siguiente que recibe esta desinformación hace lo mismo con sus ameguetes, y así hasta la 'n' vez... y si alguien por el camino se informa de la realidad y lo hace saber a todos los implicados en el proceso, encima es llamado prepotente, se le acusa de "querer pelea", de querer destacar sobre todo el mundo, de mentiroso,... vamos de todo menos de bonito, y se le señala como el culpable de ser el que ha creado el problema (la culpa es muy fea y nadie quiere bailar con ella).

Pero el cultureta no sólo se destaca por este “trabajo chapuza”, sino también por las sobradas, malas formas y desprecio peyorativo hacia los que realmente saben del tema y suelen ser referentes en ese ambiente, con el único fin de aparentar que son alguien importantes en el entorno en el que se mueven.

Y es entonces cuando tenemos el set completo: el “cultureta con postureo”.

Y además, cuando a un cultureta con postureo  no se les da la razón, que por norma general  no la tienen (por no decir que nunca la tienen), se enfada, insultan, faltan el respeto, demuestran una mala educación generalizada, ya para terminar ofrecen gratuitamente una “rabieta de niño pequeño”, en todo su apogeo. Eso sí, SIEMPRE a otro, diciendo que le ha traicionado y que le ha clavado “una puñalada trapera por la espalda”.

Pero cuando las pataletas del culturetas son contantes, por no conseguir el objetivo deseado (ser"importantes" en el entorno en el que se mueven), afortunadamente es sintomático del inicio del declive del culturetas. Al querer hacer creer a la gente que son más de lo que realmente son, la caida es muy dura y sonora, muy sonora.

Y después silencio.

Hasta pasado un tiempo, que volverá a buscar una nueva estación espacial en la que hacer creer a los stormtroopers que es un tipo muy inteligente, simpático e importante

Papá Vader.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...