miércoles, 27 de marzo de 2013

Respeto y Responsabilidad





Mmmm… Hoy voy a hablar de un tema muy escabroso para algunas personas, un tema taboo, un tema que mucha gente confunde, un tema que hay gente que odia: El respeto y la responsabilidad.



Pero antes de comentar que hay gente que le supera su miedo a estas dos palabrejas, lo mejor es primero, y antes que nada, sabe realmente que es cada cosa.



Respeto.

Según la real academia de la lengua española, dice que Respeto es: Miramiento, consideración, deferencia hacia otra persona.

O sea, tratar al prójimo con atención, seriedad y decoro, con cortesía, comedimiento, atención y buen modo, en las acciones y palabras a una persona. O lo que es lo mismo, no insultar ni de forma directa o indirecta, entre otras cosas, y tratarlo de la misma forma que nos gustaría que ellos nos trataran a nosotros.



Responsabilidad.

Según la real academia de la lengua española, dice que Responsabilidad es: Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente por él.

O sea, es la capacidad de toda persona de asumir todo aquello que dice y hace, conllevando como consecuencia la obligación de reparar y satisfacer, por sí o para otra persona, la consecuencia de lo hecho o dicho, asumiendo la culpa si con ello implica, por ejemplo, una falta de respeto, una difamación o un trabajo mal hecho. Ser responsable implica credibilidad, ser una persona digna de crédito, con reputación o con fama.






Bien, una vez explicado esto, y ya sé que alguno dirá que lo puesto aquí no es ni por asomo lo que significan estas palabrotas (o que aun así sigue sin entender el idioma español), se debe hacer una mención especial a todos aquellos que se saltan a la torera todo esto, ya que parece ser que es más fácil y “tener menos responsabilidad” el obviar estos conceptos y hacer todo lo contrario.



Todos nosotros nos hemos encontrado en más de una ocasión al típico personaje que se dedica a insultan y a reírse de las personas, bien por mofas, indirectas u otra de las muchas acepciones que en la lengua española posee, tan rica en diferentes conceptos para denominar matices diferentes. Todos hemos oído o leído (esto va más por lo que últimamente podemos ver en las redes sociales), que este tipo de gente, mientras que por un lado faltan el respeto a otro por lo que ha hecho o dicho, bien sea por haberse equivocado o simplemente por tener una opinión diferente que el individuo en cuestión, lo más común actualmente en las redes sociales, se dedica a reírse públicamente del segundo, mofándose, insultándole, faltándole el respeto de multiples formas, y poniendo en contra a más gente a base de bulos y difamaciones, para después llenarse la boca con proclamar el respeto para él y la gente de su alrededor, en cuanto alguien protesta, incluso de forma educada, llamando a la seriedad y responsabilidad de lo que hace. Es muy típico leer algo por el estilo de:


Individuo 1.

- He decidido pintar de color Rojo Impoluto la bicicleta de mi abuelo, para preservarla de la intemperie y evitar que vuelva a aparecer el oxido en ella.

Individuo 2

- Joder, lo que ha hecho este tipejo, con menos cerebro que un mosquito, juas juas juas. Ha desgraciado una bicicleta vieja sólo para poder lucirse con ella, el muy jodido. A personajes así no se les debería ni permitir el poder tener bicicletas como esta, o no tener derecho a existir en la faz de la tierra.

Individuo 1

- Perdón individuo 2, pero no es necesario el insultar ni el faltar el respeto, más teniendo en cuenta que el color original de esta bicicleta de época, era justamente el Rojo Impoluto.

Individuo 2

- ¿CÓMOOOOOO? Yo no te he insultado ni faltado el respeto a nadie, y quien me tiene que respetar eres tú a mí, más teniendo en cuenta que me importa una mierda si la bicicleta originalmente era de color cachumbo o de verde melón. Y si quieres volver a dirigirme la palabra, antes debes pedirme perdón por lo que me has dicho, so memo.



Aunque posiblemente con otras palabras, sobre otro tema y en otro contexto, ¿quién no ha leído esto o le ha pasado como Individuo 1?

El Individuo 1 comenta un tema sobre una bicicleta de época (que no es lo mismo que una bicicleta vieja), mientras que el Individuo 2 que bien puede ser que por envidia (por norma general) o por el simple hecho de querer tener una posición dominante, se dedica a faltar el respeto, riéndose de lo que ha dicho/hecho, insultándole de forma velada (cerebro de mosquito, que para algunos esto no es un insulto), incluso hacer comentarios de mofa y desprecio hacia la persona (no tener derecho a existir en la faz de la tierra, que algunos también consideran esta expresión como legítima y no de falta de respeto…).



A estas alturas, hay gente que cuando lee esta conversación pueden sentirse,

a.- Totalmente identificado con el Individuo 2, por lo que opinarán que este artículo va exclusivamente dirigido a ellos, y no querer reconocer la responsabilidad de hechos realizados similares.

b.- Totalmente en contra de este ejemplo, ya que opinarán que esto no es faltar el respeto, sino que el Individuo 2 está dando una opinión de forma libre, personal y objetiva sobre el tema en concreto.


Enhorabuena!!! Si opinas de alguna de las dos maneras, no necesariamente con estas mismas palabras, es que realmente eres una persona irresponsable y que tu objetivo en la vida es faltar el respeto a todo ser viviente, en especial a todo el que piense de una forma diferente a la tuya.



¿Cómo contrarrestar a este tipo de Individuo 2? Muy fácil, no continuar con la conversación, ya que no merece la pena, por no llevar a ningún sitio ni aportar nada constructivo, por mucho que patalee, insulte o amenace de múltiples formas y maneras, no dándole pie a seguir con la conversación. Son más próximos a un Troll que a una persona coherente. A pesar de ello, este tipo de personas se rodean de gente que suelen aplaudir estas intervenciones, dando pie a auto contestarse y herirse a sí mismos de una forma totalmente independiente, aunque acusará al ausente y silencioso Individuo 1 de ser el que ha contesta y el que le ha insultado en reiteradas ocasiones, aunque la realidad es que todo ha sido alimentado por él y su “séquito de niños perdidos”.



Y no os preocupéis, en cuanto lo hacen un par de veces y hemos hecho mutis, suelen desaparecer durante largas temporadas, aunque pueden reaparecer de forma esporádica de tarde en tarde, pero sin insistir mucho más.



Saludos

Papá Vader.

martes, 12 de marzo de 2013

Nuevamente, Muchas Gracias

¿Y porque nuevamente muchas gracias?

Muchas gracias a todos los que leeis este blog y sus artículos. Gracias por compartir, gracias por comentar, incluso gracias por comentarlo entre vuestros amigos.

Muchas Gracias.

Y nuevamente, igual que hace un año, sólo indicar que todo lo escrito es sin acritud. Todo es sin intención de dañar a alguien en concreto, sin pensar en alguien en particular.

Todo lo comentado es cierto y nada es mentira. A todos nos ha pasado y pocos son los que reconocerán que lo hacen.

Pero recordad que nada va dirigido a nadie en particular, aunque así lo cran algunos. Pero si te sientes aludido… por algo será!!!

Muchas gracias por seguir leyendo

Saludos.
Papá Vader

jueves, 7 de marzo de 2013

El psicópata






Seguimos con el tema de la GENTE TÓXICA (si, con mayúsculas).

Hace poco, a raíz de un comentario con mi compañero y socio en el trabajo, hemos estado hablando de lo que hace algunos individuos, bien sea a nivel particular en el quehacer de lo cotidiano, bien sea en el ambiente profesional… si podemos llamarlo así.

Hay individuos que se dedica a ir hablando mal de la gente, de la competencia, de los “amigos” (y ya no os cuento de los que les cae mal), a crear mal ambiente y a contar embrollos inexistentes, más parece que por disfrute personal que por un objetivo determinado. Lo que está muy claro es que cuando hay dinero por medio, bien sea por un negocio profesional, o por el motivo que sea, “que nos pillen confesaos!”. Estos casos son los que se denominan de Psicópata.

¿Psicópata "yo"?

Seguro que más de uno recuerda que alguien le han empujado sin motivo; por el simple hecho de decir no a alguien, este ha gastado esfuerzos ilimitados para que quedemos mal delante de otros; estando en un semáforo, dos conductores se han liado a pegarse, por el simple hecho de que el de delante no ha sido lo suficientemente rápido en acelerar cuando el semáforo se ha puesto en verde; hay quien desperdicia dinero y esfuerzo tratando de demostrar un status social que no tiene…  Pero aun hay más, que en las noticias de los diarios y de las televisiones podemos ver a diario, como personas que abusan de niños por mero placer; gente que comete los crímenes más simples o atroces justificándose diciendo "no gustó cómo me miraba" o "hablaba demasiado". Estas son el principio de una larga lista de acciones sin sentido que vemos.

La pregunta para poder empezar a entender estas acciones sin sentido sería: "¿Qué es lo que desata tal crueldad en una persona sin generarle ningún tipo de remordimiento?" La respuesta: Psicopatía.

Los psicópatas están en todos lados. Psicópata no es solamente el estafador, el asesino, el delincuente, sino que puede ser cualquiera que podemos tener en nuestro alrededor, el compañero del trabajo, en la escuela, allá por donde realmente nos movemos, vivimos, saciamos nuestras ansias de placer, en nuestro tiempo libre.

Los psicópatas son expertos en la mentira y en los engaños y tienen como fin traicionar y arruinar tu vida.

Se debe tener muy, pero que muy en cuenta que estos personajes no son antisociales a simple vista, sino que se caracterizan por su capacidad de adaptarse y alterar su forma rápidamente, como un camaleón; mientras que en un ambiente se comporta de forma disloca y en otros de forma educadísima.

Los psicópatas representan a las personas que no tienen culpa ni angustia, que mienten, engañan, roban y no sienten absolutamente nada por el daño que causan. El psicópata mostrará una imagen falsa todo el tiempo.

Los psicópatas tienden a crear códigos propios de comportamiento, por lo cual sólo sienten culpa al infringir sus propios reglamentos y no los códigos comunes. Sin embargo, estas personas sí tienen nociones sobre la mayoría de los usos sociales, por lo que su comportamiento es adaptativo y pasa inadvertido para la mayoría de las personas.

Además los psicópatas tienen un marcado egocentrismo, una característica que pueden tener personas sanas pero que es intrínseca a este desorden. Esto implica que el psicópata trabaja siempre para sí mismo por lo que cuando da, es que está manipulando o esperando recuperar esa inversión en el futuro.

¿Y cómo podemos reconocer a un Psicópata?
• Cuidan en exceso su apariencia, intentando dar una imagen que realmente nunca serán. Debemos realmente ver no lo que dice la gente o como viste, sino como actúan, sus gestos, sus miradas, sus dejes.
• Son personas que sólo se mueven por el ansia del dinero y ven dinero por todos lados, la forma en cómo quedarse con él. Y no soportan que otros tengan éxito en algo que considera exclusivamente suyo. El éxito no es más que de ellos y aran lo indecible por arrebatárselo.
• Lo único que quiere es poder, mandar y dominar a la gente de su alrededor, a sus amigos, a sus compañeros de trabajo, a su compañero sentimental.
• La gente que le rodea son como los Clínex, de usar y tirar, sólo sirven para alcanzar más dinero, más poder; por norma general suelen aparecerán cuando el éxito llega a nuestras vidas. Los desconocidos, los que no pueden darles nada, no son de interés y son despreciados.
• Son aquellos que se ofenden por todo, incluso por lo que ellos hacen, si el objetivo no es cumplido, diciendo que son los otros los que lo han hecho con mala fe. Intentarán hacernos creer que somos los malos de la película diciendo cosas como "¡Lo que me dijiste me dolió mucho, no me lo merecía!", con el único objetivo de manipular y controlar nuestra vida
• Debemos tener cuidado de quien habla mal de otra persona, porque mañana hablará mal de nosotros a otros.
• Son resentidos y amargados: tienen su visión personal de los hechos, normalmente distorsionada o invertida de la realidad.
• Son intocables y nadie puede decirles ni sugerirles nada. Al contrario, son los demás los que deben hacer lo que ellos sugieren, si no es que no los tiene ni en consideración ni respeto.
•El psicópata es un experto en el arte de usar máscaras, manipular, mentir y engañar sin escrúpulos. Debemos recordar también que los psicópatas suelen ser individuos sumamente locuaces: siempre tienen a flor de piel respuestas rápidas, tienden a ser muy convincentes, saben expresarse con encanto y son capaces de "vendernos" cualquier realidad para quedar bien a ellos.
•Se consideran mejor que los demás, posee un egocentrismo desproporcionado y el sentimiento de que puede hacer cualquier cosa que quiera, cómo y cuando quiera.
• Su obsesión por tener el control, el poder, lo convierte en un ser incapaz de comprender que haya personas que tengan ideas diferentes o necesidades a las suyas.

En resumen el psicópata es:
• Sumamente egocéntrico.
• Orgulloso: posee una autoestima muy elevada.
• Manipulador.
• Mentiroso.
• Cruel.
• Agresivo.
• Caprichoso.
• Antisocial.
• Muy impulsivo.
• Ilógico y sin capacidad de autocontrol.
• Irresponsable.
• Carente de empatía.
• Incapaz de sentir pena o arrepentimiento.
• Calmo aún en situaciones extremas.
• Indiferente a las consecuencias.
• Incapaz de detectar el sufrimiento humano.
• Alguien que considera que el otro es simplemente un objeto.
• Muy observador.
• Desvergonzado.
• Camaleónico, capaz de adaptar su discurso y su apariencia rápidamente.
• Por lo general, muy elocuente y convincente.
• Atractivo.
• Muy superficial.
• Frío.
• Incapaz de mantener lazos con ninguna persona salvo por interés.


"Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía" (Anaxágoras, filósofo griego)


Qué hacer para sacarse un psicópata de encima.

Básicamente: Indiferencia.

Indiferencia es hacer como que no existe.

No ignorar, porque al ignorarlo estamos hablando de él y permitiendo que entre en nuestro círculo afectivo, sólo hay que erradicarle con indiferencia.

No permitamos que nuestra vitalidad sea dañada ni que sus acciones nos intimiden.


"Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo" Abraham Lincoln



Saludos.

Papá Vader.





Fuentes:



miércoles, 6 de marzo de 2013

Papá Vader está al día

Saludos.
Papá Vader
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...