sábado, 11 de junio de 2011

No se discute


En la última partida que estuvimos realizando, volvió a ocurrir un hecho que, como árbitro, no voy a volver a consentir.

Un hecho que alguno de los jugadores se quejaron y que pidieron que no se volviese a repetir. Ya lo indique en medio y al final de la discusión, pero quiero reiterarme y avisar que por mi parte, como árbitro, no volveré a consentirlo.

Lo sucedido no ha sido un caso aislado dentro de una campaña de Traveller y dentro de un grupo estable de jugadores. No. Es un hecho constatado dentro de múltiples partidas, de la más variada temática, y constatado por multitud de árbitros de partidas, Dungeon Máster, Directores de juego y todo aquel que la llevado detrás de la pantalla una campaña o aventura, más allá de una simple partida de una sesión.

Pero me centraré no sólo en la partida de Traveller, sino en cualquier partida con temática de ciencia ficción o temática futurista, ya que en ambos estilos pasa exactamente lo mismo, y es más crítico que en otros estilos como medieval fantástico, terror contemporáneo, etc.…

Lo primero que se debe indicar que este tipo de ambientación o estilo, no se parece ni por asomo al medieval fantástico. Esto quiere decir que de entrada todo jugador debe quitarse los pre-juicios de los juegos medievales y empezar a ponerse el chip de “futuro”. Por ejemplo. En medieval cuando quieres abrir una puerta cerrada en un castillo, se debe hacer girar el picaporte, manipular la cerradura con ganzúas o simplemente abrirla con un hacha de combate; en Ci-Fi o futurista, cuando quieres abrir una puerta cerrada del interior en una nave, se debe poner uno delante del sensor de apertura automática de la puerta, apretar el botón que siempre hay en un lateral del marco que pone “abrir”, conectar el PC portátil de Hacker al terminal de la puerta para saltarse el inhibidor de cerradura digital, y lo último que se debe hace es volarla con goma 2 o disparar con la armapepinodelcarajo que el personaje descerebrado ha sacado de la armería de abordo. ¿Porqué he puesto lo que no se debe hacer? Abrir una puerta con armas de fuego potentes o explosivos dentro de una nave, es el equivalente a decir que has roto algo de las mamparas exteriores de la nave y en menos de 5 minutos, todo el contenido de la estancia ha salido al exterior de la nave, por una sencilla ley física existente en la actualidad (creo que se llama implosión cuando en el exterior existe el vacio más absoluto, ¿no?).

Otra de las cosas que todo jugador no debe hacer nunca es discutir con el árbitro sobre si la regla dice o si lo que ha pasado no es correcto. Aquí se deben indicar dos cosas al respecto. La primera es que todo manual, al principio del libro, siempre dice que las reglas de juego son una guía para poder usarlas para que se pueda jugar una aventura, pero que antes que las reglas impera el sentido común y la diversión de los jugadores (recordad que el árbitro es otro jugador, pero con un rol diferente). Por ello el árbitro es libre de usar o no las reglas y de modificarlas, si es necesario.

Y la segunda por la que no se puede discutir con el árbitro es que la aventura está diseñada por él, por lo que los jugadores no tienen ni idea de lo que pasará más adelante, ni lo que realmente puede haber sucedido y, lo más importante, “como el módulo es mío, me lo follo como quiero” (sé que es una vulgaridad lo dicho, pero a veces es la única manera que algunos jugadores entiendas cosas tan básicas).

Si en el caso de una partida de Traveller, por poner el caso en cuestión, el árbitro dice que desde el planetoide en el que están los jugadores, el retardo de activar a distancia un detonador explosivo, que está en otro planetoide que podría estar a muchos miles de kilómetros de distancio e, incluso a un par de millones de ellos, por medio de radiofrecuencia, tardarán varios minutos, ya no es una cuestión de que si técnicamente en el futuro “podría ser” que esto fuese instantáneo o que si en “star treck” la información vuela a la misma velocidad que las ondas de nuestra televisión actual, aunque estemos a muchos miles de parasecs de distancia, si no una cuestión de lógica: el árbitro es el que ha diseñado el mundo y sui encima el reglamento indica esto mismo, ni por los dos motivos, ni tan siquiera por uno de ello, es discutible. Si lo que el jugador lo que quiere es que “el invento que ha diseñado” funcione a la primera, lo que debe hacer es antes que nada quitarse el chip de medieval (tiro una flecha y fracciones de decimas de segundo después, esta se ha clavado en el pecho del enemigo, que lleva más de 5 minutos totalmente parado en el tiempo y espacio, esperando la flecha), sino que en Ci-Fi existen muchas cosas como en la actualidad, algo más avanzadas, pero que la lógica es la que debe imponerse (yo, por mucho que lo intento, no puedo cambiar de canal con el mando a distancia de mi tele, desde la habitación de al lado, con la puerta cerrada y con un tabique de tochana por el medio. No, va a ser que los infrarrojos y cualquier otra frecuencia “cotidiana” eso no lo traspasa).

Si por otro motivo el jugador se cree que discutiendo cualquier decisión del árbitro, ya sea porque no es lo que él esperaba que le pasara en la partida, por poner en entredicho al árbitro, conseguir poder hacer y deshacer lo que quiera en la partida, recibir más Px, … que se lo vaya quitando de la cabeza. Si, ya sabemos que los árbitros noveles, cuando se encuentra con un jugador así, como no sabe como actual, acceden a todas las exigencias del jugador y termina por ser una partida injugable en la que el resto de jugadores empezarán a poner escusas para no seguir la partida (uy!, ese día me voy con caperucita a llevarle la merienda a la abuelita – pues mira que bien eso otro día yo he quedado con caperucita para comerme la merienda en su casita – y yo el tercer día que quedado en comerme a caperucita en su …) Ejem. Perdonad la ida de olla, ejem… Lo dicho, un jugador “avispado” puede llegar a hacer esto al árbitro novel; pero el árbitro que ya lleva bastantes aventuras o campañas en su espalda, no creo que ni le guste esta situación, ni permita que este tipo de jugador avance más allá de esa discusión, ya que suelen encontrarse con una flecha en el pecho en el siguiente combate, sin posibilidades de hacer nada (la pantalla que hay delante del árbitro no es para esconder el módulo, no , es para que nadie vea el resultado de los dados y poder decidir qué es lo que él quiere que haya salido en los dados), o que suele haberse equivocado al abrir la puerta en la nave y abre la exclusa de apertura al exterior, cuando la nave está a millones de kilómetros del planeta y encima se le ha olvidado ponerse el traje de astronauta, o simplemente la espoleta de la granada que está a punto de arrojar es defectuosa y ha explotado en sus manos, mientras la manipulaba.

No, lo último que se debe hacer , en nombre del buen rollo, del buen hacer de las cosas, es discutir al árbitro como es el módulo o que reglas debe aplicar en cada momento…Para eso, lo mejor es que ese jugador haga de árbitro “y se folle su juego como quiera” (perdón nuevamente por la ordinariez X-D)

Saludos.

Papá Vader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...