domingo, 5 de junio de 2011

Reinventando el Steampunk

El Steampunk es un estilismo muy marcado y cada vez más en boga. Pero desafortunadamente poca gente tiene muy claro como es el Steampunk y, más desafortunadamente todavía, algunos de los que alzan la voz haciéndose defensores a ultranza de él, tienen una idea muy encorsetada de lo que es o, más desgraciadamente, lo confunden con otros estilismos como Dieselpunk, Greenpunk u otros de la familia punk, llegando incluso a estilismos totales de ciberpunk, que por el hecho de llevar sólo un sombrero de copa y unas googles en ella tipo aviador anterior a la 1GM, ya dicen ser veteranos del Steampunk.

Lo que si está muy claro que todas estas visiones de todos ellos están dentro de la discronía o what if, dentro de los retrofuturísmos – y eso si que es indiscutible.

Si lo que queremos es estar dentro de la estética, debemos de entender ciertas creaciones de todo tipo steampunks, pero también para reinventar nosotros mismos en el día a día, dentro de los límites del movimiento, desde vestuario hasta la decoración, fotografía, escultura,...

Para poder entender las variantes dentro de cada estilo, debemos partir que básicamente hay dos grandes grupos:
-El postapocalíptico: visión de un futuro o presente alternativo al nuestro, que supone un previo apocalipsis o extinción de la humanidad, alguna catástrofe que transforme el planeta y suponga una disminución importante de la humanidad.
-El pasado o presente alternativo "simple": a diferencia del anterior, simplemente es la visión simple de la discronía, el "cómo sería si hubiéramos tomado otra senda tecnológica y social".

A su vez, cada uno de ellos podemos tratarlos con pesimismo, o con “iluminación”, ya que dentro de cada grupo existe una serie de interacciones con otros movimientos, subculturas y, géneros, por lo que, por decirlo de alguna manera, las versiones más oscuras vemos cierta influencia del pesimismo sobre la sociedad cyberpunk, así como atmósferas densas, contaminadas por el hollín del carbón, oscuras, la superficialidad victoriana, o bien el pensamiento más gótico... Y en las visiones más "iluministas" se ve cierto positivismo en la visión romántica del servicio de la ciencia y la tecnología, o un mensaje de la belleza de la estética tecnológica victoriana y vintage, o el romanticismo de las aventuras...

Si se combinan todas ellas podemos obtener un sinfín de posibilidades, tantas como personas haya en el movimiento, siempre basándose en las premisas de que es el Steampunk.

Cada una de estas subculturas, a grandes rasgos, podemos definirlas:

- Steampunk postapocalíptico. Se basa en un mundo donde la supervivencia es una necesidad. Puede ser un mundo dentro de lo que cabe pacífico, o muy agresivo, en todos sus aspectos. La ciencia y en especial la tecnología, son necesidades para sobrevivir e intentar recuperar un modelo anterior a la destrucción. Por ello se puede ver desde la depresión de la soledad,



hasta el gris más intenso del hollín por la destrucción,



Sin olvidarnos de los conceptos mecánicos de una sociedad automatizada (por autómatas)



Respecto a la indumentaria, podemos estar usando desde los colores claros



a los tétricos.



- Steampunk simple. Suele entender a la sociedad como una sociedad cuasi-utópica, donde la ciencia y la técnica además está en un momento culminante, o bien una sociedad injusta y desigual... Más basado en la historia real de nuestra sociedad real. Más colorista. Más positiva. Y recae el peso de lo visual en la tecnología. Aunque se diga simple, no quiere decir menos trabajado que el anterior.





Lo que está muy claro es que el Steampunk es extremadamente flexible y divergente, sólo influido por el observador o el steampunker. Incluso la fusión de las anteriores indicadas.

Saludos.

Papá Vader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...