miércoles, 31 de agosto de 2011

Los otros aspectos del Steampunk



Hace poco menos de un mes, realice una traducción de G. D. Falksen sobre las seis reglas del Steapunk Fashion, que se publicó en Armand du Rossello, que posteriormente he traspasado a este blog, en Reglas Steampunk Fashion.

Lo que menos me imaginaba al escribir el artículo fue que más gente de la que esperaba se rasgaron las vestiduras sobre esas “normas” sobre el comportamiento y la estética Steampunk; llegando incluso a recibir mensajes de todo tipo, pero los que más llamándome de todo (lo típico últimamente en internet: el que insulta cree que así tiene razón y más poder de convicción… pobres mentes infantiles), y en especial comentando que yo no era quien para dar esas normas –pero independientemente del artículo ¿Quiénes son ellos para exigir el no escribir y no poder dar mi opinión o que cualquier otro tampoco pueda?

Como siempre y para variar la gente realmente no lee, sólo miran por encima y se quedan con lo que les interesa; vamos que ni tan siquiera se quedan con la esencia del escrito. Después de comentar que realmente fue G. D. Falksen el autor real del artículo, de repente los que se acababan de rasgar las vestiduras dan como bueno el artículo (hipocresía pura, mira por donde), ni tan siquiera piden disculpas sobre los insultos vertidos (para que, borrón y cuenta nueva; como no se ha enterado nadie… Rolling Eyes ) y de repente dejan de ser unas normas revolucionarias a ser eliminadas, a convertirse para ellos mismos en dogma de fe a seguir a rajatabla; pobres almas sin personalidad.

Pero incluso algunos de los que se auto imponen como iluminados del Steampunk español, a los que todos los “niños perdidos” deben seguir con fe ciega, tacharon de “fascista” a todo aquel que impone condicionantes ante la tendencia de vestir como uno quiera en Steampunk, aunque no sea del mismo estilo; “si yo lo denomino Steampunk, ¡que nadie venga a negármelo!”

Pues bien, hoy doy un paso adelante. Pero en este caso es de cosecha propia… o casi... bueno, no es de cosecha propia ni por asomo, ya que llevo un tiempo, incluso antes de la traducción de este artículo recogiendo traducciones de aquí, artículos de allá, y opiniones de acullá.

Las otras “normas” no escritas, pero que se recoge en infinidad de artículos, libros y otros, dentro del campo artístico y estético, podríamos resumirlas en que el Steampunk:
• Resalta lo artesanal ante la producción industrial, el cual tiene un acabado impersonal, no “amoroso” y sin personalidad propia del artículo. Esta nueva artesanía se centra tanto en lo nuevo como en lo antiguo, no por eso viejo.
• La gente vuelve a tomar el interés por la creación de componentes “hechos a mano” por uno mismo (DIY), por lo que es constante las entradas de blogs y foros buscando técnicas de creación de elementos o detalles.
• El “tuneo” o modificación casi artesanal, de productos industriales, con una personalización elegante, en la mayoría de los casos, pasando al componente retrofuturista de la ciencia-ficción de principios del siglo XX.
• Un creciente interés por la cultura vintage y la de principios del siglo pasado. Cultura incluso por la lectura de escritores olvidados de la época romántica y de las décadas de 1890 hasta 1920. Se empieza a hablar de personajes reales y ficticios semi enterrados bajo el peso de los libros abandonados en los rincones de las librerías, olvidados por la cultura emergente industrial del S.XXI. Vuelta a apreciar el sonido de la música clásica, de la Belle Epoque y la de los años 20.
• Se pierde el interés por comprar un nuevo artículo, cuando la obsolescencia programada entra en nuestras máquinas, y se empieza a entenderlas para poder repararlas uno mismo, para el mismo uso o para otro nuevo.
• Y, sobre todo, la visión positiva tanto del presente, como del futuro que nos espera, de la ciencia, la tecnología, la sociedad y cultura en general.

También debo indicar que cada vez más se resalta que en la actualidad se está haciendo un hincapié a nivel mundial, sobre la estética de este movimiento, que además es lo que más resalta cuando uno busca por internet (las imágenes) y es por lo que normalmente engancha al neófito. Si se indaga más profundamente cualquiera se da cuenta que “la imagen” es justamente una parte de este movimiento y que tiene otras vertientes, las indicadas, que la igualan o sobrepasan, en algunos aspectos y dependiendo del Steampunker.

Espero que este artículo también haya sido de vuestro interés, como lo fueron los anteriores.

Saludos.

Papá Vader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...