lunes, 10 de abril de 2017

En el país de los ciegos, el tuerto es el Rey



Un refrán que es bien cierto.

Los que no quieren ver lo que pasa a su alrededor, se fían del tuerto.

El problema es que la mayoría de veces, es que el tuerto es el pícaro mangante que se aprovecha de los que no quieren mirar, de los ciegos.

Papá Vader opina que los ciegos en nuestra actual sociedad, no son los ignorantes o los que no pueden acceder a la información, sino que son los que ante ciertos problemas, cierran los ojos o miran para otro lado.

El tuerto suele ser el que más labia tiene, el que cuenta mentiras de una forma creíble, para el que quiere escucharlo, para los ciegos más cercanos, para los creyentes. En definitiva, suele ser el más tóxico de todos.

El nivel de bienestar “virtual” de los ciegos es tal, que prefieren estar con los ojos cerrados ante cualquier problema que puede surgir y se dejan llevar por el primer tuerto, muchas veces un desalmado e incluso el que ha generado el problemón, creyendo que este les sacará del apuro sin dolor alguno.

Evidentemente les dolerá mucho más que si abren los ojos, pero la verborrea del tuero les hará creer que el dolor sería muy superior si abren los ojos.

Está muy claro que hoy por hoy, la mayoría de los “tuertos”, aunque afortunadamente no todos los tuertos (pero cada vez más se convierte en una lotería el encontrarlo sin que nos equivoquemos),  se aprovechan de los ciegos, haciendo que estos le hagan el trabajo sucio, haciendo que la solución sólo beneficie al tuerto, pero haciéndoles creer a los ciegos que es beneficioso para todos y que él es el que se sacrifica “por el bien común”.

El tuerto cuenta a los ciegos lo que le parece, lo que le conviene en cada situación, y en la mayoría de los casos no es ni por asomo lo la realidad que este está viendo, y todo ello para seguir siendo el rey.

Para conseguir seguir dominando a los ciegos, algunos de estos deberá sacrificarlos, como peones en una partida de ajedrez.

Pero si un ciego de repente decide abrir los ojos para ver realmente que es lo que está pasando, el “tuerto” le dirá al resto de los otros ciegos que el que ahora ve, les está engañando, y que el que realmente les dice la verdad de lo que está pasando es él, el tuerto. Aprovechará la ocasión para decir que todo lo que el tuerto ha hecho mal, de forma errónea o voluntaria y que ha perjudicado a todos los ciegos, lo ha hecho el que ya no es ciego, desprestigiándolo incluso cuando este ha desaparecido del entorno del tuerto.

Para evitar que nuevos ciegos abran los ojos, aconsejará al nuevo vidente que vuelva a cerrar los ojos, si no quiere pasarlo muy mal el resto de su vida.

Papá Vader os aconseja que abráis los ojos y os alejéis de los tuertos.

Papá Vader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...