jueves, 30 de marzo de 2017

¿Estudio o Taller de Pintado?




Siempre me ha parecido extraña la palabreja “Estudio” usada en el mundo del profesional artesano, tanto por un pintor que vende su trabajo, como por un fotógrafo, siendo ambos, desde mi humilde punto de vista, trabajos intelectuales y manuales muy diferentes.



Por ello he estado buscando la definición de la misma, así como consultado con diferentes intelectuales y artistas plásticos, para que me lo expliquen y pueda entenderlo.



Y de eso va este artículo, de mi comprensión (que a veces es diferente a lo que entiende otra gente) sobre que es Estudio de pintura, bien sea de cuadros, miniaturas o grafismo y la diferencia respecto a Taller. 

Tras las consultas que he realizado, me ha quedado clara la diferencia entre ambos, pero que entiendo que para otras personas puede ser a la vez difusas dependiendo de quien quiera usar las palabras, en especial porque viste mejor “estudio” que “taller”, y porque hoy por hoy está de moda usarla. Lo que es cierto es que para diferentes artes plásticos, es más adecuado hablar de estudio que taller, pero también es más adecuado hablar de taller que de estudio.



Pero entremos en materia y no en divagaciones.



Por “estudio” se debe entender (o eso creo yo y unos cuantos profesionales y artesanos plásticos) a un espacio habilitado para el estudio, para ciertos trabajos más de índole intelectual que manual. Los artistas del color, pintores en general, utilizan este espacio para realizar sus ensayos y pruebas de cara a un futuro trabajo.  Es más un lugar donde se realizan trabajos no remunerados.



Por otro lado, debemos entender por “taller” (o eso creo yo y unos cuantos profesionales y artesanos plásticos) a un espacio dedicado a realizar un trabajo manual o artesano más manual y productivo. Pero es evidente que en un taller también se realizan experimentaciones y estudio de nuevas técnicas, pero siempre enfocado de cara a la producción de artículos a los que se dedica el profesional o artesano. Es más un lugar donde se realizan trabajos remunerados.



Es por ello que podemos encontrar a pintores que hablen de su “estudio”, teniendo una realización muy parca en cuadros, pero de gran plasticidad debido a ese constante estudiar y ensayar de las técnicas a utilizar, con una escasa o nula opción a la venta de este trabajo. Y otros pintores que tienen taller, ya que suelen ser artista que realizan una gran cantidad de trabajos de una misma técnica o técnicas, muy enfocado a la venta de esos trabajos realizados (Miró y Picasso no tuvieron nunca estudio, pero si taller).



Curiosamente los fotógrafos, debido a que no producen manualmente un trabajo, sino que se dedican a “jugar” con la luz y el movimiento, no tienen taller y si estudio. Y donde producen sus trabajos para después venderlos, se llamaba laboratorio. Aunque actualmente los las tecnologías digitales, la zona donde tienen el Computador y la Impresora, suele llamarse Taller (¿casualidad?).



En definitiva, lo que he llegado a entender de cada uno de los dos conceptos es que “Estudio” es para técnicas y estilos (pruebas y ensayos),  y el “Talles” es para la producción de un trabajo remunerado.



Es mucho más habitual encontrarnos con que los artesanos tengan un taller y que el estudio sea más un aula para el aprendizaje de cara al propio artista o a nuevos aprendices.



Aunque está claro que “Taller” también se le denomina a un curso o cursillo en el que se enseñan técnicas de alguna materia plástica, pero siempre por medio de prácticas.



Papá Vader

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...