MI BLOG, MIS REGLAS, Y AL QUE NO LE GUSTE, QUE NO LO LEA.



En este blog, los comentarios deben ser consecuentes con el contenido del artículo, por lo que incluir enlaces para dar a conocer sites propios no los permito y serán rechazados sin piedad por muy interesantes que puedan ser. Sólo los que se demuestre que tiene algo que ver con el tema y que aporten algo interesante al mismo serán publicados. Los comentarios en los que se haga publicidad de cualquier clase, por bienintencionada que sea, se considerarán spam y recibirán el mismo trato.



Quien sea educado sus comentarios aparecerán sin problemas, aunque sea una opinión diferente o contraria al artículo. Flamers, trolls o cualquiera que no respete lo escrito, al autor del escrito ni al lector, será obviado sin mención.



Recibir mails amenazadores, francamente, me importa bien poco. Y miedo, es lo último que me da, ya que es pena o risa -o ambas cosas- lo único que puede dar.



Insultar de forma directa o indirecta no es de persona y considero que escribo para las personas. Decir que eres tonto o que eres poco inteligente, es insulto de una o de otra forma, más camuflado o no, pero insulto al fin y al cabo.



Imponer un criterio sobre lo que escribo, a la fuerza, al estilo L’Oreal, “porque yo lo valgo”, no es de recibo. Sólo si se desarrolla, se razona y se demuestra es la única manera que Papá Vader pueda cambiar su criterio y, evidentemente, permitir que la opinión puesta en los comentarios del artículo, vea la luz del día. Así es y así ha sido siempre en mi vida, no es algo nuevo en mí, como algunos ya conocéis.



Dictaminar si puedo o no escribir sobre un tema en concreto, sólo soy yo la única persona que puede determinar si hacerlo o no. Comentarios como “¿Quién te da derecho a crear este blog sin mi consentimiento?”, que cierta persona me escribió hace ya un tiempo, o "¿Quien te crees para escribir sobre este tema?" de otro hace bien poco, no merece más que recordarlo como anécdota divertida a contar entre amigos y en estas líneas, ya que alguien que llega a poner esto está muy claro que tiene problemas psicológicos graves. Y evidentemente, “será obviado y sin mención”.



Así que por favor, los trolls, flamers y maleducados en general, abstenerse de seguir escribiendo comentarios indignos en este blog.



Papá Vader.

Comentarios