jueves, 14 de julio de 2016

Esto no va conmigo.

Papá Vader conoce a una serie de personajes un tanto peculiares.  Y en redes sociales podemos encontrar constantemente a gente de este percal. Personajes que se dedican todo el tiempo a criticar, si o si, lo que dicen o hacen otros. A faltar el respeto y a buscar conflicto donde no lo hay.

Sólo saben hacer críticas destructivas; esto está mal hecho, no sabes hacer las cosas, lo que dices no es cierto,… y otras incluso injuriosas y muchas con falta de respeto (eres un tío mierda, seguro que el culpable de todo eres tú,…).

Papá Vader se está refiriendo a los personajes que sólo saben crear problemas. Son lo típicos que montan un berenjenal de tres pares de narices para conseguir algo a título personal, sin tener en cuenta las posibles consecuencias ni los “daños colaterales”.  Personajes que cuando ha explotado todo lo que han creado, lo primero que dicen es “esto no va conmigo”. Y se van por la puerta pequeña, para que nadie pueda verlos, no sea que se den cuenta de quién es…

Hablan mucho, recordando que buenos que son en esto y en aquello, reinventando constantemente “su” historia y jurando que saben mucho del tema, cuando constantemente demuestran no tener ni idea de ello (pero no se lo digais, que es peor!!!). Si hacen algo, sea bueno o no, se encargan de anunciarlo por doquier como si fuesen un virtuoso del tema. Tienen el don de la labia y saben usarla certeramente. Son aduladores maniáticos con quienes quiere utilizar, para que este trabaje gratis para él. Hablan, hablan, hablan,… (¿he dicho que hablan mucho?). Papá Vader tiene la convicción que es gente que les encanta escucharse, que están enamorados de su voz. Se creen que si el otro no puede hablar, los que lo escuchan se creerán lo que dice. Y si lo repiten cien mil veces, al final creen que la mentira se convertirá en verdad. Aman tanto su voz, hablan constantemene tanto, que no se dan cuenta que muchas veces hablan más de la cuenta. Son unos bocachanclas (pero no se lo digais, que es peor!!!).

Nunca buscar soluciones, ya que su mente sólo está pendiente de crear historietas para su beneficio personal. Y si las consecuencias de sus actos, tanto de lo que hace como de lo que dice, les alcanza (que curiosamente siempre terminan por alcanzarles), entonces, en vez de gastar esfuerzo en encontrar una solución, sólo lo gastan buscando  a alguien a quien echarle la culpa de lo que ellos han creado. Pueden estarse días diseñando el discurso para que sea creíble el por qué otro es el culpable, en vez de utilizar todo ese potencial en encontrar una solución beneficiosa. Una vez se ha descargado de su problema en otro, es cuando empieza a mirar a otro lado, como si el problema no fuera con ellos ("esto no va conmigo").

Es el típico personaje que constantemente insultan a todo el que no piense u opine igual que él. Eso sí, como no dan el nombre sobre quien está faltando el respeto, entonces opina y justifica que eso no es faltar el respeto.

Son mentirosos convulsivos, podrán estar jurando y perjurando que ellos no tienen una botella en las manos. Pero te lo están diciendo mientras se beben el contenido de esa botella, estando tu delante. Y al final, después de discutir, cuando ya no puedan defender más su mentira, o se haya acabado el contenido de la botella, suelen decir aquello de “ah!!, ¿era esta botella?, haberlo dicho antes”.

A estos individuos tampoco les gusta que les digan que son unos mentiros, ni que les enganches en una de sus mentiras, ni que les lleves la contraria, ya que entonces se dedicaran a contar a los cuatro vientos que tú eres el mentiroso y que eres tú el que ha iniciado el flamewar.

Si con toda la buena intención del mundo le aconsejas en algo, no sabes lo que has hecho. Son gente que no lleva nada bien el que los demás le hagan críticas constructivas ni consejos. Tienen el ego tan mal puesto que se creen que son los únicos en la faz de la tierra con la única verdad verdadera.

Son los únicos que saben aconsejar a los demás. Se ven en la obligación de decir a todo el mundo lo que tendrían que hacer… mejor dicho el resto de la gente tienen la obligación de hacer lo que estos personajes quieren que hagan. Y si no lo haces…, pobrecito.

Les encanta ser el mandamás, pero no saben mandar ni ser jefes, ni mucho menos líderes. Son dictadores de republica bananera y que sus “súbditos” obedezcan ciegamente. Y si no lo hacen, se deshacen de ellos como el que usa un klinex o gasta un peón en una partida de ajedrez; “si no lo puedo usar, lo quito de enmedio”. Y desterrado de su isla (Yuuupie!!).


Papá Vader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...